ESTE ES EL VEGETAL QUE VA A DEJAR TUS HUESOS

Usualmente, usamos el pepino para las ensaladas sin conocer que conseguimos proveerle otros usos establecidos en lo que a salud se relata. Cultivados de forma salvaje a través de la India, los pepinos son usados como una medicina tradicional para tratar los dolores de cabeza. Las semillas se utilizan como diurético y el jugo es usado como crema para el acné y un remedio suavizante para los ojos cansados e hinchados. Estos primeros usos llevaron a los científicos a investigar a la fruta del pepino, semillas y extractos como un tratamiento efectivo en otras áreas de la medicina.

Alivia dolores musculares y articulares: las vitaminas y minerales del pepino poseen un efecto analgésico que incide cuidadosamente en dolores musculares y articulares. CUIDA LOS RIÑONES: favorece a reducir los niveles de ácido úrico, algo hondamente beneficioso para los riñones.

Hidrata: el pepino se compone en un 96% de agua, de forma que comer pepino te asegura una excelente hidratación.

Alivia los efectos del calor: la ingesta de pepino alivia la acidez estomacal y si lo aplicas claramente sobre la piel te ayudará a sobrellevar el ardor inducido por las quemaduras de sol.

Elimina toxinas: el agua del pepino limpia con las toxinas del cuerpo y las despide fuera del sistema. El consumo regular de pepino es perfecto para disolver los cálculos renales.

Fuente de vitaminas: el pepino sujeta altas dosis de vitamina A, B y C. Todas ellas auxilian a fortalecer el sistema inmunológico, ofrecen energía y vitalidad. Aumenta su potencial concertándolo con jugo de zanahoria y espinacas.

Aporta minerales a la piel: sujeta magnesio, silicio y potasio? y es por eso que se lo manipula en productos de belleza y en tratamientos de renovación de la piel.

Ayuda a bajar de peso: es ideal para disponer ensaladas y sopas ya que no sujeta grasas y muy pocas calorías. Ideal para un aperitivo.